¿Quiénes Somos? Tienda Virtual  Preguntas Frecuentes Enlaces recomendados Contáctenos


  















   
Prematrimonio. Series de Artículos

Antes de Decir ¡Sí ACEPTO! Parte I

Por Javier Angulo

   

Preparando las finanzas para decir: Sí Acepto!


“Es importante que ambos compartan sus actitudes, ideas, y sentimientos en áreas específicas de la responsabilidad financiera.”
Money Life Marriage and Children

 
El matrimonio también es un viaje largo, y al ir acompañados en la vida, debemos ponernos de acuerdo en varios temas que vamos a descubrir hoy.


Recuerdo a Alberto cuando me decía que los viajes de larga distancia (como escalar una montaña de 12 mil pies de altura o de 4 mil metros de alto) se deben hacer acompañados y estar muy de acuerdo en varias cosas: ¿A dónde vamos a llegar? y ¿Qué vamos a llevar? para apoyarnos.

 
Realmente el sí acepto inicia desde mucho antes que el ministro formula la pregunta. Cuando decimos ¡sí aceptamos! existe un compromiso previo de la pareja y se requiere tomar en cuenta varios aspectos fundamentales.


Cuando una pareja decide formalizar su relación matrimonial, es necesario prepararse (no solo como persona en su estado emocional, y en cómo desean crecer como familia), sino que tanto él como ella deben hacer dos cosas:

 
 1. Planear bien sus finanzas;

 2. Definir acuerdos que les permita salir adelante como familia.

 
Para ello les será muy útil conocer el contexto familiar de cada uno y cómo se encuentran hoy.


¿De dónde venimos?

 
Pregúntense, ¿Qué costumbres y hábitos de nuestras familias de origen nos gustaría incorporar en nuestro matrimonio?

 
Este aspecto fue clave dentro de los aprendizajes, pues les permite identificar y reconocer algunos valores familiares que consideran valiosos y que les va permitir caminar juntos, incluyendo lo financiero.

 
Esta experiencia nos enseñó, como pareja, poder reconocer lo que en materia de finanzas heredamos de papá y mamá, o bien, de la persona que tuviera a cargo la crianza de la familia.

 
Por ello recomendamos a las parejas en las charlas prematrimoniales, ver lo que heredaron de sus padres para poner bases que les permita decidir juntos cómo desean organizar su boda, incluyendo la ceremonia y la luna de miel.

 
En algunos hogares se acostumbra que los padres de la novia cubran los gastos de la boda y la celebración; y que los padres del novio colaboren en la luna de miel, hoy día esto ha cambiado mucho. Las parejas financian sus propias bodas.


¿Cómo estamos?

 
Esta pregunta debe relacionarse con la capacidad financiera que tengan para los preparativos de la boda, la celebración y la luna de miel.

 
No todas las parejas definen casarse desde que inician su noviazgo. Sin embargo, lo recomendable es que una vez que la pareja se compromete a casarse y define una fecha para su boda, inicie su plan de ahorros.
 

¡La boda!

 
Lo primero que deben hacer es acordar el tipo de boda que desean y pueden realizar. Si bien los padres pueden apoyar, es importante dejar claro que debe ser la pareja la que decida qué tipo de boda desean, y están en capacidad de organizar.

 
Es clave aclarar nuestras expectativas en pareja y hacerlas ver a la familia su rol de apoyo, ya que en algunas ocasiones el novio y la novia ceden a las presiones familiares, y terminan realizando una boda y fiesta que llena las expectativas de la familia pero no las de ellos, y al final los novios no la disfrutan.
 

La pareja debe aprender a tomar sus propias decisiones, y con mucho respeto hacerles ver a los padres sus deseos. Hay novios y novias que desean una boda pequeña con pocos invitados, algo más familiar e íntimo. Otras personas desean una gran boda con muchos invitados. Papá y mamá, por su lado, deben respetar los deseos de su hijo e hija y apoyarles financieramente si su presupuesto se los permite.

Sumation™ WebSite
by quinix technologies